Lo que no cuentan para que una web inmobiliaria sea un éxito

¿Quieres lanzar un negocio inmobiliario y no tienes web? Realmente tienes un problema… Si tienes una web (mejor o peor), ya has dado el primer paso. Ahora bien, ¿sabes si esa web está cumpliendo su objetivo?

Aquí te dejo dos súper consejos que harán que tu web se convierta en el centro de tu negocio online, tu oficina, tu escaparate y tu identidad digital.

1.- Busca clientes cualificados

Con un poco de dinero y un poco de idea, puedes empezar a generar tráfico a tu página web. Esa parte es sencilla. Pero una pregunta: ¿sabes qué perfil de público estás atrayendo a tu página?

Si estás llevando a tu web usuarios que no coinciden con tu cliente potencial, estás tirando el dinero. ¿Has realizado un mapa de empatía de tu cliente? ¿Has trabajado tu buyer persona?

No obstante, no es suficiente con atraer usuarios que residan en cierta zona geográfica o sean de cierta edad. Si te limitas a eso, es que no entiendes bien cuál es la clave de tu negocio inmobiliario.

Necesitamos personas interesadas en comprar, alquilar o vender un inmueble en tu zona de influencia AHORA, en un breve espacio de tiempo (en las próximas 12 semanas). Si consigues atraer a este usuario, ya estamos hablando de un cliente potencial cualificado. Éste tiene que ser tu único objetivo.

Tienes que conseguir clientes que quieran comprar alquilar o vender ahora, no clientes con promesas futuras.

2.- Vende tu servicio inmobiliario, no tus inmuebles.

Un error que a menudo veo en las webs inmobiliarias es que se centran casi únicamente en los inmuebles que gestionan. Craso ERROR. Esto es especialmente grave si no trabajas en exclusiva.

No tienes que vender tus inmuebles: TIENES QUE VENDER TUS SERVICIOS INMOBILIARIOS.

Vender tu servicio inmobiliario significa vender tu credibilidad, lo que tú puedes hacer por tus clientes, cómo puedes resolverles su problema. Atrae a tus clientes con tus inmuebles, pero una vez hayan aterrizado donde tú quieres, comienza vender tu servicio inmobiliario y olvida las características y beneficios de tu inmueble a un segundo plano.

Mi experiencia me dice que si pones todo el foco y todo tu esfuerzo en tratar de vender tus inmuebles, no llegarás muy lejos. Sin embargo, si encaminas tu estrategia online (web, blog, redes sociales y publicidad online) a vender tus servicios venderás mucho más de lo que imaginas. Te aseguro que incluso venderás inmuebles que aún no estás gestionando porque habrás conseguido la confianza del cliente, incluso cuando no puedas satisfacerle en este mismo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.